Discípulos de Joaquín Sorolla

Discípulos de Joaquín Sorolla se pueden considerar a Manuel Benedito (1875-1963), Antonio Fillol (1870-1930), Salvador Tuset (1883-1951), José Benlliure Ortiz (1884-1916) y José Pinazo Martínez (1879-1933), toda una generación que bebió de esa libertad técnica y fluida y del colorido vibrante, como se puede apreciar en sus obras: Los retratos de Conchín y Tati, Después de la refriega, Concierto de mujeres, Vista de Roma desde la Academia Española de Bellas Artes y Tipos de huerta, que son ejemplos notorios de cada uno de los artistas citados.

También se ha hecho hincapié en algunos familiares de Sorolla que participaron activamente en la pintura. De su hija María Sorolla (1890-1956) se tiene una pieza titulada La chula donde se evidencia la influencia de su padre en el colorido y en la técnica. Sin embargo, su discípulo directo fue Francisco Pons Arnau (1886-1953) que terminó casándose con su hija María Sorolla, que tiene una evidente estética sorollesca. En el caso de la pieza Cerezas se le suman unos ecos vanguardistas que le otorgan cierta modernidad.

Maria Sorolla Garcia

María Sorolla García

Cerezas de Francisco Pons Arnau

Cerezas de Francisco Pons Arnau

AVERIGÜE AHORA

si su pintura o dibujo es un Sorolla auténtico